mastopexia

Una vez más, en Clínica Mallen queremos daros toda la información posible sobre nuestros tratamientos e intervenciones. ¡Y hoy os vamos a hablar sobre qué es la mastopexia, y los diferentes tipos de mastopexia que existen!

Bueno, en realidad, y para recapitular, os vamos a hablar de la mastopexia en general. Probablemente, a estas alturas ya conocéis de sobra de qué hablamos, pero para aquellos que lleguen tarde: ¡este es vuestro post!

Todo el mundo conoce las mamoplastias, intervenciones dirigidas a aumentar o reducir el tamaño del pecho. Pero, entonces, ¿qué es la mastopexia? ¿En qué se diferencia de la mamoplastia?

Como verás, son dos intervenciones muy diferentes, aunque ambas consiguen resultados completamente increíbles. Ahora que sabes que existe la mastopexia, ¿qué intervención elegir? ¿Mamoplastia o mastopexia?

Seguro que son muchas las dudas que se te vienen a la cabeza, ¡pero no te preocupes! Como siempre, en Clínica Mallen estamos para ayudaros: ¡atentos a nuestro nuevo post para descubrir todo sobre la mastopexia!

¿Qué es la mastopexia?

Una mastopexia es una intervención quirúrgica mediante la cual elevamos el pecho, corregimos su flacidez y remodelamos su forma para mejorar el aspecto de las mamas.

Su principal diferencia con una mamoplastia es que no se trata de aumentar o reducir el tamaño del pecho, sino de elevarlo y moldearlo para devolverle un aspecto más joven.

La mastopexia no es igual para todo el mundo: el “descolgamiento” o la flacidez del pecho puede deberse a diferentes causas, y por eso cada intervención es individual, tratando concretamente cada pecho según sus características.

La mastopexia puede llevarse a cabo mediante el implante de una prótesis pero, al contrario que con el aumento de mamas, esto no tiene por qué ser siempre así: dependerá del tipo de mastopexia.

Tipos de mastopexia según la incisión

Cuando hablamos de diferentes tipos de mastopexia, en realidad podemos hacer diferentes clasificaciones. Una de ellas es dividir los tipos de mastopexia dependiendo de la cicatriz que la intervención vaya a dejar.

O, en otras palabras, dependiendo de la incisión que sea necesaria para realizar la intervención, podemos distinguir entre:

  • Mastopexia periareloar: la intervención se hará solo alrededor de la areola. Es la que se realiza cuando la cantidad de tejido a manipular es pequeña, o cuando solo debe intervenirse un solo pecho.
  • Mastopexia con cicatriz vertical: la paciente tendrá una cicatriz alrededor de la areola que se desplazará de manera vertical hacia abajo. Este patrón es menos fiable cuando los pechos a intervenir son grandes.
  • Mastopexia con cicatriz en T invertida: o mastopexia en ancla. Es el tipo más común, y utiliza una incisión tipo ancla. Comienza alrededor de la areola, baja por el seno de manera vertical y, por último, termina en el pliegue del seno.

Tipos de mastopexia según el tipo de pecho

Otra manera de clasificar los tipos de mastopexia es según la forma del seno a intervenir. ¡Y seguro que esta clasificación la entendéis mucho mejor!

  • Pechos pequeños: suele haber poco volumen y exceso de piel. En este caso, la mastopexia será con implante mamario, para aumentar el volumen del pecho y poder moldearlo correctamente.
  • Pechos grandes: el tejido graso es grande, así como el tamaño de los pezones y las areolas. El peso hace que el pecho se caiga, y para corregirlo suele reducirse el volumen de las mamas.
  • Pechos tubulares: los pechos tubulares son aquellos que no son redondos, en los que el volumen se distribuye de manera irregular por la mama. Casi siempre, esta mastopexia también necesita un implante mamario.

Como ves, la mastopexia es una intervención llena de posibilidades y adaptada a todas las necesidades. ¡Solo tienes que venir a vernos y contarnos qué necesitas! En Clínica Mallen lo haremos realidad.