presoterapia

¡Bienvenido, verano! Hoy comienza oficialmente esta maravillosa estación y, para celebrarlo, os vamos a contar todo lo que necesitáis saber sobre uno de sus tratamientos estrella: ¡la presoterapia!

Con la llegada del verano es inevitable mostrar más nuestro cuerpo: la ropa, el calor… Algunas personas no están preparada para ello. Afortunadamente, ¡la presoterapia de Clínica Mallen puede ayudarte!

Porque queremos que disfrutes del verano que mereces, sin preocupaciones ni complejos. Al fin y al cabo, ese es nuestro objetivo: mejorar tu vida. ¡Y podemos hacerlo a través de la presoterapia!

¿Quieres saber cómo? ¿Para qué sirve este tratamiento? ¿Todo lo que puedes conseguir gracias a él? Entonces no lo dudes: sigue leyendo nuestro post y descubre todo lo que necesitas saber sobre presoterapia. 

¿Qué es la presoterapia?

Como te hemos comentado en posts anteriores, la presoterapia consiste en un tratamiento de medicina estética mediante el cual se aplica una presión controlada en una zona determinada del cuerpo para estimular y reactivar la circulación.

¿Y qué conseguimos con esta presión? A rasgos generales, mediante la presoterapia podemos mejorar o erradicar determinados problemas estéticos además de mejorar algunos problemas médicos. 

Actualmente, la presoterapia se considera uno de los tratamientos estéticos más completos, debido a la cantidad de beneficios que podemos obtener gracias a ella. 

Es tan beneficioso que, muchas veces, la presoterapia acompaña a otros tratamientos y cirugías estéticas para mejorar los resultados a través de un método sin riesgos. 

¿Qué beneficios aporta?

A través de la ligera presión anteriormente mencionada la presoterapia estimula el sistema linfático, lo que ayuda a eliminar los líquidos, toxinas y grasas acumuladas en el organismo.

La presión de aire aplicada es capaz de romper las distintas acumulaciones de grasa localizada tanto en las piernas como en los glúteos, haciéndola circular junto con el resto de líquidos para ser eliminada del todo por el sistema linfático.

Pero estos no son los únicos beneficios que ofrece este tratamiento: también está indicado para lograr un mayor tono muscular y para estimular el sistema inmunológico

En general, la presoterapia se indica para el tratamiento de edemas y linfoedemas, retención de líquidos, obesidad, eliminación -y prevención- de celulitis, eliminación de toxinas y grasas y, por último, estimular el sistema circulatorio.

Como ya se ha mencionado, es también efectiva para determinados tratamientos post-operatorios, sobre todo para aquellos que incluyan una acumulación de fluidos. Además, mejora también la elasticidad de la piel.

Metodología

Cuando nos referimos al “método”, estamos hablando de la manera en la que este tratamiento se aplica. O, en otras palabras, ¿en qué consiste la presoterapia?

La persona que se someta a este tratamiento debe ponerse un llamado traje neumático, a través del cual aplicamos una presión de aire de forma ascendente. Así, impulsamos la corriente sanguínea para que llegue pronto al corazón.

La presión de aire, por supuesto, se aplica de manera controlada según cada paciente y cada parte del cuerpo a tratar. La sensación es la de un masaje, relajante y compresivo para activar el sistema linfático. 

Las sesiones pueden variar, aunque suelen durar entre 30 y 45 minutos. El número de sesiones necesarias variará dependiendo del problema que queramos tratar a través de la presoterapia. 

Contraindicaciones y riesgos

La presoterapia es uno de los tratamientos más seguros que existen actualmente. Por tanto, los riesgos son prácticamente inexistentes.

Lo que sí es cierto es que existen algunos problemas para los que está contraindicada, como problemas cardiovasculares y/o circulatorios, enfermedades y/o infecciones en la piel o problemas hormonales.

Tampoco está indicada para pacientes oncológicos, mujeres embarazadas, hipertensos o hipotensos ni para pacientes que sufren trombosis venosa profunda. 

 

Ahora conoces todos los secretos de la presoterapia. ¡Y son todos buenos! ¿Te apuntas a combatir tus imperfecciones con Clínica Mallen? ¡Pide ya tu cita!